Acerca de nosotros

Antes de la invención de la esponja floral, los floristas usaban alambre de gallinero, periódicos, arcilla u hojas como base en los arreglos florales.

En esta área de nuestra web podrás descubrir la fascinante historia detrás de los primeros días de la producción y lanzamiento de los productos florales OASIS®.

 

V.L Smithers

Vernon Lewis (V.L.) Smithers nació el 22 de Julio de 1890. Su carrera, y su camino hacia la industria floral, comenzó en la década de los años 30, cuando era el propietario y trabajador de la empresa Laboratorios V.L. Smithers, un laboratorio de ensayos independiente para las industrias de los neumáticos y baterías en Akron, Ohio (EE.UU.). Un tiempo después de estos inicios, V.L. hizo realidad su fuerte deseo de convertirse en fabricante – ¡fabricar algo y venderlo!

La relación de Smithers con los productos de esponja tuvo lugar a principios de la década 1950 cuando su laboratorio estaba trabajando para la Compañía Union Carbide. Ni Carbide, ni ninguna otra empresa, que a continuación compró los moldes y el equipo, fueron capaces de encontrar una utilidad adecuada para esa esponja ligera. Viendo este reto como una oportunidad, Smithers compró el equipo  decidido a encontrar un uso para los grandes bloques de esponja que producían.

El comienzo de una nueva actividad había empezado por pura casualidad. Smithers observó un arreglo floral que había comprado para su mujer, y pensó, “Si pudiera pensar en alguna manera de dar agua a la esponja, quizás se podría usar como base en los arreglos florales.” ¡Eureka! – comenzó la esponja floral OASIS®. Tras la fabricación del producto en su laboratorio, Smithers comenzó la primera fábrica de producción en Kent, Ohio (EE.UU.) en 1953.

Aquellos que lo conocieron destacan que el Sr. Smithers no era una persona ostentosa, no quería ser el centro de atención. Por el contrario era un gran convencido de las organizaciones industriales y sus actividades, trabajando duro para tener su empresa y el apoyo de sus empleados.  Smithers era respetado por su preocupación por los demás y su amabilidad natural. Su involucración con el sector incluyó ser miembro de SAF, Teleflora, FTD, y por supuesto  WF & FSA. Activo en los asuntos de su comunidad fue miembro de la Orden Masónica, Caballeros Templarios, Club Rotario y la Iglesia Metodista.

Empleó un total de 20 años dedicado al desarrollo de la industria floral. Smithers era un gran convencido en el uso de su propio tiempo en su organización y su gente. La empresa continúa siendo una de las más grandes en apoyar a la gente y a las asociaciones, lo cual hace de la industria floral lo que es hoy en día. Una filosofía heredada desde V.L. Smithers a sus sucesores, que enfatiza el valor de devolver el mismo tipo de apoyo que ha hecho exitoso el sector y las empresas a las cuales sirve.


Aunque los productos vendidos por Smithers-Oasis han cambiado considerablemente desde 1950, V.L. Smithers ha transmitido un legado de espíritu e integridad impertérritos tanto hacia su propia empresa como la totalidad del sector floral.

Para más información: www.smithersoasis.com